Queridas/os, buenos días: os enviamos la felicitación de Navidad. Que seamos, como los pastores, anunciadores de la BUENA NOTICIA (y no «profetas de calamidades», en palabras del papa Francisco)
Cuidaros mucho y descansad. Feliz Navidad