Día: 9 de abril de 2020

JUEVES SANTO

Buenas tardes de jueves santo: un recuerdo especial y un abrazo fraterno.

Hemos tenido que inventar, crear, recrear este jueves santo; yo le pedía al Señor que me enseñe una nueva manera de mirar la vida y el dolor de tantos:  el tiempo avanza y van llegando noticias de gente cercana infectada y fallecida y también de gente dispuesta a seguir en el tajo, que opta por estar cerca de los que los necesitan, al servicio de los más débiles en cada momento incluso arriesgando su salud y su vida: son vidas entregadas libremente, unos por amor, otros por solidaridad, otros por su compromiso cristiano… Es la concreción del servicio, de un nuevo «lavatorio de los pies».

Por ellos he rezado y también por nosotros, por cada uno.

Cuidaros mucho. Besazos