Categoría: Clases de Religión (Página 1 de 2)

«El gran problema de la educación es que manda la ideología»

La LOMLOE ha sido aprobada por el Congreso y va camino de convertirse en la octava ley educativa de la democracia en España, a pesar de las muchas voces que llaman al diálogo antes de su aprobación definitiva. Carmen Velasco, delegada diocesana de Enseñanza, denuncia la forma en la que se ha tramitado esta norma.

¿Por qué éste no es el momento adecuado para tramitar una Ley de Educación?

El filósofo y pedagogo José A. Marina ha dicho en una entrevista reciente que es el momento menos oportuno, porque con la que está cayendo, lo que menos necesita el mundo educativo es meterse en una ley que nace para morir. ¿Por qué? Porque, por primera vez en la historia de la democracia, no se ha dialogado con nadie, no se ha convocado a la sociedad civil ni a los estamentos educativos.

¿A causa de la pandemia?

Es la manera de trabajar que tiene este gobierno, y la excusa de que “estamos confinados y no nos podemos mover” ha venido muy bien para decir «lo hacemos nosotros todo». Así, volvemos a tener sobre la mesa una ley ideológica que, cuando cambie el partido en el gobierno o cambien los partidos que apoyan a ese gobierno, haya que volver a cambiar la ley. Es muy triste, porque al final el mundo de la educación se ve obligado a «pasar» de la ley y a hacer lo mejor que puede su tarea: educar.

¿Qué derechos y libertades educativos y ciudadanos restringe esta ley en opinión de las voces que se han alzado en su contra?

Es un tema serio, porque con el concepto de «derecho a la educación pública» que aparece recogido en la ley se han «cargado» el derecho a la educación recogido en la Constitución. Lo que hay que garantizar es una plaza en un centro sostenido con fondos públicos. Se “cargan” además el que sean los padres quienes tienen derecho a elegir la educación. Porque es así, y no el Estado (el Estado lo que tiene es que hacer posible que los ciudadanos podamos desarrollar los derechos que están en la Constitución, poniendo los medios para ello). En cada país se han puesto medios distintos para ello. En España se puso el que existan centros concertados y que los padres puedan elegir lo que quieren. Si solo hay lentejas y lentejas, es muy difícil elegir otra cosa. Además, se puede entender (yo lo hago) que esta ley enfrenta a los poderes públicos con las familias, porque no decide la familia sino la administración dónde tiene que ir cada niño. Eso es muy serio. Y luego, no sé por qué, seguimos yendo contra la Educación Especial y la Escuela Diferenciada. Respecto a la primera, es indudable que hay niños que necesitan más apoyo y una atención personalizada. ¿Por qué se la vamos a quitar? Yo estoy por la integración, pero también por la especial, porque cada niño y cada niña necesita una cosa distinta. ¿Y por qué ir contra la diferenciada, cuando en el resto de Europa funciona bien para quien la quiere? Aquí seguimos con lo mismo: «Como a mí no me gusta, no dejo que te guste a ti». La amenaza es «quitemos los conciertos» de este tipo de educación, que no es mayoritaria, pero que hay familias que la eligen y están en su derecho. ¿Por qué esa cerrazón? Creo que en el nombre de una pretendida libertad se está atacando a la libertad de poder elegir dentro del marco que establece la Constitución.

Estas cuestiones afectan no solo a la enseñanza católica…

No, no. Afectan a la enseñanza. Porque aunque parece que es una ley contra la concertada, es una ley orgánica que modifica la anterior, la LOE, de hace 14 años, pero sin intentar mejorarla. Esta ley la corrige pero, desde mi punto de vista, no al alza, sino a la baja. Tenemos un índice de fracaso y abandono escolar alarmante, y en la ley no hay soluciones a esta situación. Y luego otro tema, el perfil de personas que queremos educar. Me ha preocupado mucho que en los preámbulos, eso que casi nadie se lee pero que es muy importante porque resume los objetivos de la ley, aparezca formar trabajadores, en vez de personas. Siempre me ha resultado «peligroso», aunque suene fuerte. Trabajar no es lo que te hace ser persona, y el trabajo depende de la persona que hay tras él. Y educar en unos determinados valores debería ser un derecho de los padres.

¿Está la Iglesia sola en esta reivindicación?

La Iglesia no está sola en esto, porque no es un tema solo de ella. Pero sí que tiene una obligación de ser voz. Se está movilizando mucha gente, colectivos que parecerían tener intereses distintos, pero es que el tema de la educación nos importa a todos. Y como afirmaba hace unos días el card. Omella, la mayoría de la sociedad pide un pacto educativo, que nos posibilite que, como pasa en otros países, cada vez que cambia el gobierno no cambie la ley. Aquí vamos a trompicones, y así no hay manera. Y luego, nos encontramos con que de lo que dice la ley a lo que llega al aula hay mucha diferencia, porque el profesorado impone el sentido común. La nueva ley deja a la asignatura de Religión sin alternativa, y ¿eso supone que los alumnos que la elijan van a tener más horas de clase? Ahí se producen una serie de desencajes de los principios educativos que se dice defender, como pasa con el Español. Si es verdad que eso no lo dice la ley, que lo demuestren; y si se trata de cambiar palabras, que las cambien. Este tema de la Religión está totalmente ideologizado, porque no presenta ningún problema. Como decía Omella al abrir la Plenaria de la Conferencia Episcopal Española: «defendemos la presencia de la asignatura de Religión. De hecho, en una sociedad tecnocrática en la que un pequeño virus nos ha desbordado, se hace más necesaria que nunca la enseñanza y el cultivo de la filosofía, de la teología y de la espiritualidad». Con esto me quedo.

¿Son esos los verdaderos problemas que tiene la educación?

Nos venden que el día que quitemos la Religión de la escuela y los conciertos educativos, estaremos mejor que Finlandia. Ha sido la tentación también de otros gobiernos, pero es que en este caso, es ya muy descarado. No preguntan. Y cuando dicen que preguntan, no preguntan tampoco. No se sientan a dialogar, a conocer. Es como si estuvieran en la luna. Si se sientan con la gente, y escuchan, conocerán la realidad educativa. Y que miren lo que está funcionando en otros países, para implementarlo.

¿Qué pasos se están dando ante esta ley por la sociedad?

Se ha creado una plataforma donde se reúnen colectivos muy distintos, luchando codo a codo, y se han movilizado personas que incluso no tienen nada que ver profesionalmente con el mundo educativo. Se le está pidiendo al gobierno que no corra tanto en este tema, que se siente, que escuche, que piense, que analice. Que no puede ser que ni la comunidad educativa ni la sociedad civil haya comparecido en trámite parlamentario. Y que la educación se haya convertido en moneda de cambio, como nos muestran; esa sensación de que «quitamos el español de Cataluña y nos aprueban los presupuestos» no puede ser más nefasta. Y esa sensación está.

La Iglesia tampoco está en contra de la escuela pública.

No, no. Ni tampoco lo está la concertada. Además, usamos mal los términos, porque pública es toda escuela sostenida con fondos públicos, sea de titularidad de la Junta, el Ministerio o de otras instituciones. Y para nosotros es fundamental que unos padres puedan elegir entre un centro de titularidad estatal o autonómico, uno de titularidad concertada o uno de titularidad privada. Que podamos elegir. Y hay que intentar acabar con la injusticia de que se «castiga» a los padres que llevan a sus niños a un centro concertado, haciéndoles pagar más por el comedor, el transporte, las actividades extraescolares… En Málaga tenemos casos flagrantes de centros en el mismo barrio atendiendo a las mismas familias, con esas diferencias, por el solo hecho de ser estatales o concertados. Eso no es social ni justo. Por eso, el gran problema que tiene la educación en España es que manda la ideología y no existe un pacto con el que todos suspiramos en el que nos pongamos de acuerdo en esos elementos fundamentales del sistema. Porque aunque la señora ministra diga que no, los hijos son de los padres. Y el derecho a elegir es de ellos.

Fuente: diocesismalaga.es

La Conferencia Episcopal sobre la nueva ley de educación

El Congreso de los Diputados ha aprobado, en primer término, la nueva Ley de Educación que continuará su trámite parlamentario en el Senado, antes de volver definitivamente al Congreso para su aprobación definitiva.

La Educación tiene un significado singular y relevante para la vida y el futuro de niños y jóvenes, de las familias y de la sociedad entera. Es el ámbito donde se contribuye a edificar el porvenir de una nación y su salud democrática. Por la gran inquietud que ha generado la formulación y la manera de tramitarse de la nueva ley, nos parece necesario ofrecer ahora algunas reflexiones:

  1. Antes de cualquier consideración queremos mostrar nuestro reconocimiento a todos los docentes que en este tiempo de pandemia están redoblando sus esfuerzos para seguir educando y formando a las nuevas generaciones. Es un trabajo silencioso, pero nos consta que se realiza con una dedicación personal y profesional que permite mantener la tarea escolar por encima de todo.
  2. Por ello, lamentamos en particular que se haya procedido a la tramitación de esta ley a pesar de las difíciles circunstancias causadas por la pandemia y con unos ritmos extremadamente acelerados. Ello ha impedido la participación adecuada de toda la comunidad educativa y de los diferentes sujetos sociales.Consideramos necesario insistir en que el verdadero sujeto de la educación es la sociedad, y, en primer lugar, las familias. No sería aceptable que el Estado pretendiera apropiarse de este protagonismo de la familia y de la sociedad -a cuyo servicio está llamado-, identificando el carácter público de la enseñanza con su dimensión organizativa de carácter estatal. No solo lo que es de titularidad estatal es público.  Con el papa Francisco queremos recordar la urgencia de un Pacto Educativo Global, que el Gobierno ha aplaudido de manera informal, y que significa privilegiar el camino del diálogo, de la escucha y del acuerdo, de modo que las propias posiciones ideológicas (todas ellas “confesionales”) no se conviertan en criterio de exclusión. En palabras del presidente de la CEE al inicio de esta A. Plenaria: “sería conveniente que de este pacto educativo pudiera concretarse una ley sólida que no sea objeto de debate con cada cambio de color político en el Gobierno”.
  3. Tras el camino recorrido durante la tramitación de la ley, vemos necesario pedir que esta ofrezca una mayor protección del derecho a la educación y la libertad de enseñanza, tal como se explicitan en el art 27 de la Constitución y en su interpretación jurisprudencial. Nos preocupa que esta ley introduzca limitaciones a estos derechos y libertades y, en primer lugar, al ejercicio de la responsabilidad de los padres en la educación de los hijos.Comprendemos y apoyamos los esfuerzos de las familias, plataformas y agentes sociales que en estos días se han movilizado en la defensa de estos derechos, y particularmente de los referidos a los alumnos con necesidades especiales.
  4. En este mismo sentido afirmamos, de nuevo, que la ley debería recoger la “demanda social” en todas las etapas del proceso educativo: libertad de creación de centros escolares, libertad de elección de centro y propuesta educativa, trato en igualdad de condiciones a los diversos tipos de centro, para lo cual es necesaria la gratuidad de la enseñanza sin discriminaciones.
  5. Lamentamos profundamente todos los obstáculos y trabas que se quieren imponer a la acción de las instituciones católicas concertadas. No es el momento de enfrentar entidades e instituciones educativas, sino de trabajar conjuntamente, en el espacio público, para ofrecer una educación adecuada a todos los niños, adolescentes y jóvenes de nuestro país.
  6. En diálogo con el Ministerio, la CEE ha recordado que no puede excluirse del ámbito escolar la educación de la dimensión moral y religiosa de la persona, para que ésta pueda crecer como sujeto responsable y libre, abierto a la búsqueda de la verdad y comprometido con el bien común, recibiendo para ello una formación integral. Por eso, ha propuesto que la enseñanza religiosa escolar quede integrada en un área de conocimiento común para todos los alumnos, en un modo que no genere para nadie agravios comparativos. Y ha recordado que esta asignatura no debe ser considerada ajena al proceso educativo, sino que ha de ser comparable a otras asignaturas fundamentales.Lamentablemente la propuesta hecha por la CEE no ha recibido respuesta por parte del Ministerio. De hecho, el texto legislativo aprobado suprime el valor académico de la evaluación de la asignatura de Religión, y deja a los alumnos que no cursen esta asignatura sin una formación con contenido escolar.Queremos recordar que no es aceptable la descalificación de esta asignatura o del trabajo de sus profesores como adoctrinamiento. Al contrario, respeta el conjunto de exigencias propias de su presencia en el ámbito escolar, relativas a la metodología o al estatuto del profesorado. Es escogida con buenas razones por una mayoría de familias, y reconocida en su contribución a la educación integral de la persona y su compromiso en la sociedad. De hecho, está presente en la mayoría de los sistemas educativos europeos.
  7. La Iglesia ha desarrollado una gran tradición educativa, que ha sido y deseamos que siga siendo una riqueza de nuestra sociedad. Más allá del debate sobre una ley, es consciente de la necesidad de seguir defendiendo la inclusión escolar y educativa de la enseñanza religiosa escolar como integrante del ámbito de una necesaria educación moral. Y, como Pueblo de Dios, en todos sus miembros, seguirá trabajando para hacer posible el crecimiento, la libertad y la pluralidad de la propuesta educativa para servir así al bien de los alumnos, las familias y toda la sociedad.

Madrid 20 de noviembre de 2020

Fuente: conferenciaepiscopal.es

3ª Quedada Digital #ReliSumaMas, de nuevo Trending Topic

La red social Twitter recoge, otra vez, el mal estar de la sociedad con la nueva leyeducativa que plantea la ministra Isabel Celaa y #ReliSumaMas alcanza estamañana el trending topic

Más de 3,3 millones de alumnos cursan la asignatura de Religión y Moral Católicaen España, dato que parece olvidar obvia el Ministerio de Educación cuando serefiere a esta disciplina y plantea con la LOMLOE un modelo contrario y perjudicialpara su sostenibilidad académica

Justo un día después del inicio del trámite parlamentario de la LOMLOE, desde Reli es +, un movimiento surgido en las redes sociales el pasado 4 de mayo y promovido por algunas delegaciones diocesanas de enseñanza, grupos de profesores, padres y otros colectivos sociales, hemos vuelto a manifestarmasivamente que la clase política debe tratar con mayor respeto la asignatura de religión confesional y buscar las vías de diálogo necesarias para consensuar un pacto educativo sobre el que construir un modelo de persona y sociedad que sirva para varias generaciones.

Denunciamos que es inadmisible la recurrente práctica política de revisar el modelo educativo estatal cada vez que se produce un cambio de gobierno. Por eso, reclamamos al presidente Sánchez que no experimente con la educación en general, ni promueva leyes lesivas contra la asignatura de religión y sus alumnos en particular.

Desde el Movimiento Reli es + rechazamos la actitud de la MinistraCelaá porque no escucha a las familias, su hoja de ruta está marcada por una notable carga ideológica y genera problemas gratuitamente la enseñanza de las religiones, un área que, desde siempre, ha gozado de una extraordinaria salud, demostrando sobradamente que no es un problema para el sistema educativo sino parte de la solución.

No son de recibo las declaraciones que la Ministra ha realizado en diferentes medios aludiendo a que la Religión es otra cosa, algo perteneciente a la “intimidad”, según se ha referido. Con esas afirmaciones demuestra el desconocimiento de la propuesta curricular del área y se posiciona en modelos educativos más propios de otras latitudes que de Europa. La asignatura de religión no es adoctrinamiento en la fe sino una propuesta sistemática de conocimiento reglado similar al de otras asignaturas del currículo.

Con la tercera quedada digital del 18 de junio, decenas de miles de mensajes han inundado las redesreivindicando la necesidad de que esta asignatura sea contemplada en la próxima Ley en línea con lamayoría de los modelos educativos de los países desarrollados, es decir con una carga lectiva suficiente, con alternativa curricular y con plena evaluabilidad académica. Estos planteamientos no son de entradaatendidos en la propuesta legislativa de la Ministra Celaa, por eso desde este colectivo se considera que,de prosperar la LOMLOE en los términos actuales, se distorsionarían los legítimos intereses de una parte importante de la sociedad civil al imponerse unidireccionalmente sin el consenso de una mayoríaparlamentaria suficiente y desoyendo a más del 60% de las familias.

Denunciamos también que esta ley nacerá amortizada porque se diseñó en un contexto pre-COVID que ya nada tiene que ver con el paradigma escolar del futuro y, en segundo lugar, porque se veráirremediablemente condenada a la judicialización por incumplimiento de la legislación vigente.

Para la ocasión, los miles de participantes en esta 3ª Quedada han llenado las redes de imágenes del extraordinario patrimonio religioso español, argumentando con su marca #ReliSumaMas que solo desde una sólida formación religiosa es posible acercarse a él, conocerlo y disfrutarlo, habilidades que también se trabajan y adquieren de manera especial en la clase de Religión.

Los promotores de esta iniciativa se reunirán a lo largo de la jornada del viernes para valorar los siguientes pasos a adoptar en orden a seguir exigiendo al Ministerio un pacto educativo inclusivo, que respete el derecho fundamental de todos a elegir la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias
convicciones.

Desde Reli es + agradecemos el apoyo recibido de todos los participantes en esta iniciativa y animamos alas familias a matricular a sus hijos en clase de religión confesional, una actividad plenamente académica y que proporciona herramientas culturales para la comprensión de la cultura occidental y el respeto interconfesional.

Nota de la Comisión Episcopal para la Educación y Cultura sobre la Ley Celaá

El Proyecto de Ley de Educación –de la LOMLOE–, que ha sido publicado en circunstancias tan extraordinarias como las de un “estado de alarma”, afecta sin duda a toda la sociedad, verdadera protagonista de la educación, de la que formamos parte como Iglesia católica. Por ello, consideramos responsabilidad nuestra participar en el debate público en orden a su tramitación. Punto de partida es, sin duda, el compromiso con este bien inmenso que es la educación, uno de los tesoros más valiosos de la sociedad, pues afecta a la vida de los seres más queridos y, de muchas maneras, al futuro de todos.

Tras examinar con atención el actual Proyecto de Ley, nos parece tener que insistir en la necesidad de proteger y promover el derecho a la educación y la libertad de enseñanza, tal como se explicitan en la Constitución y en su interpretación jurisprudencial. Nos preocupa que se recojan plenamente las consecuencias de estos principios en la nueva Ley, y en primer lugar el respeto por la responsabilidad y los derechos de los padres en la educación de los hijos. Si el Estado tiene una tarea principal en la defensa y la promoción del bien de la educación para todos, no es sin embargo el sujeto del derecho educativo. En este mismo sentido parece necesario que, a diferencia del actual Proyecto, la futura Ley siga recogiendo la “demanda social” en todas las etapas del proceso educativo, desde la libertad de elección de centro escolar, que incluye la gratuidad de la enseñanza sin discriminaciones, al trato en igualdad de condiciones de los diversos centros y a la libertad para su creación.

La formación integral es un principio educativo recogido también por la Constitución. En consecuencia, no puede excluirse del ámbito escolar la educación de la dimensión moral y religiosa de la persona, de modo que ésta pueda crecer como sujeto responsable y libre. En este ámbito de conocimientos se sitúa la asignatura de Religión, como es habitualmente reconocido en los sistemas educativos europeos. Queremos insistir en que esta asignatura no puede plantearse de manera ajena a la identidad cultural, moral y religiosa de la persona. Pues esta identidad forma parte esencial de la realidad a cuyo conocimiento la escuela ha de introducir a la persona concreta. Conocer y comprender la propia realidad es el método adecuado para poder luego actuar con libertad. La persona, además, no existe nunca como individuo aislado, sino como miembro de un pueblo, partícipe de una cultura, de una tradición. La cual, en el caso de nuestra sociedad, como en el de los diferentes países europeos, no se entendería sin conocer y comprender la fe cristiana.

La asignatura de Religión católica es una respuesta a estas exigencias en el caso de la mayoría del alumnado. Ciertamente puede ser integrada de varios modos en el área de conocimiento que le corresponda en el currículo, de modo que no se generen para nadie agravios comparativos. De igual manera, habrá de respetarse el conjunto de exigencias propias de su presencia en el ámbito escolar, relativas a la metodología o al estatuto del profesorado. Pero no debe ser considerada ajena al proceso educativo. Por ello, debe ser una asignatura comparable a otras asignaturas fundamentales y, por tanto, evaluable de igual manera. Estos derechos y libertades, estos bienes relativos a la educación, recogidos en la Constitución, han sido también confirmados en varias ocasiones por la jurisprudencia del Tribunal Constitucional. Están contenidos igualmente en los Acuerdos del Estado español con la Santa Sede. Del mismo modo que es importante el diálogo y la participación de todos, no podemos dejar de tener en cuenta el marco jurídico fundamental, que, defendiendo los derechos y libertades fundamentales, constituye la base no sólo de nuestro “pacto social”, sino también de un muy deseable “pacto escolar”.

La presencia de la Iglesia, del “pueblo católico” en nuestra sociedad es grande, y ha desarrollado una tradición educativa secular. Creemos que ha sido y deseamos que siga siendo una riqueza de nuestra sociedad, que posibilite el crecimiento, la libertad y la pluralidad de la propuesta educativa y, sobre todo, que sirva así al bien de los alumnos, las familias y toda la sociedad.Creemos que estos grandes bienes justifican suficientemente todo esfuerzo de diálogo y de colaboración leal en el proceso de preparación de la nueva Ley de Educación, para el cual ofrecemos nuestra plena disponibilidad.

17 junio 2020

Fuente: conferenciaepiscopal.es

Testimonio: "La clase de Religión es algo más"


El video es para difundirlo en esta semana, de jueves a jueves, por todas las redes sociales que se pueda.

También recordar la acción Twitter para el jueves, con incidencia de 12,30 a 12,45 horas. Ser una luz para el mundo. Apúntate a clase de Religión Católica. #RELIenelSUR  #ReliEsMas

Y acuérdate:  ¡¡no descuides fidelizar al alumnado que ya tienes. En gran medida depende de lo que vayas realizando también con ellos en estos días. Tu implicación es fundamental!!

Recursos de Pentecostés

Ante la próxima fiesta de Pentecostés nuestro compañero Unai nos regala un vídeo catequesis que ha realizado sobre la venida del Espíritu Santo, además contiene un tutorial para realizar una actividad. Por si puede servir para las tele-clases.

GRACIAS UNAI

Os dejamos también los dibujos TeleReli realizados por Fano para el próximo Domingo de Pentecostés. GRACIAS MIL,FANO

 

Nota de prensa de la Secretaría Técnica de Enseñanza de los Obispos del Sur de España tras la segunda Quedada Digital en Twitter, el 20 de mayo, contra la tramitación de la Ley Celaá

  • La etiqueta #ParemosLaLeyCelaá consigue ser trending topic (tendencia).
  • La iniciativa #ReliEsMas logra que decenas de miles de personas reivindiquen al unísono la paralización de la nueva Ley de Educación.
  • La LOMLOE, que se tramita a un ritmo acelerado durante la pandemia del COVID-19, arrincona una asignatura que cursa casi un millón de alumnos en Andalucía.

 

 

En pleno estado de alarma, la Ministra de Educación, Isabel Celaá, ha decidido continuar con el proceso de tramitación de la Ley Orgánica de Mejora de la Ley de Educación (LOMLOE). Esta medida, adoptada en plena crisis sanitaria, social y económica, sustrae del necesario debate y consenso social una Ley que pretende “mejorar” el sistema educativo sin el debate con los agentes sociales ni con la comunidad educativa.

Entre las medidas está la de marginar la enseñanza de la Religión a una asignatura sin valor académico y que no posea alternativa alguna, en contra de los Acuerdos Internacionales firmados por España y del propio consenso social y político establecido en los artículos 16 y 27 de nuestra Constitución.

En este contexto, la Plataforma #ReliEsMas, impulsada por un numeroso grupo de Delegaciones Diocesanas de Enseñanza, entre las que se encuentran las andaluzas, han lanzado una campaña en Twitter bajo los #ReliEsMas y #ParemosLaLeyCelaá que ha conseguido ser trending topic esta mañana en España, con más de 50.000 tuits que seguirán sumando a lo largo de toda la tarde. La pasada semana se alcanzaron, en una iniciativa similar promovida por la misma Plataforma, 105.000 tuits.

En un momento político en que se llama a consensos sociales y políticos para hacer frente a la “reconstrucción” del país, la Ministra Celaá elude cualquier debate y, por supuesto, cualquier consenso, poniendo en evidencia el doble discurso del Gobierno.

Esta medida perjudica gravemente la elección de casi el 80% de las familias andaluzas que eligen cada año la asignatura de Religión Católica para sus hijos. Casi un millón de alumnos verán cómo sus derechos se ven recortados en la próxima Ley.

La Plataforma argumenta que, si la escuela persigue la educación integral, no cabe otra posibilidad que ofrecer la asignatura de Religión en condiciones dignas. De no ser así, se hurtaría el derecho básico que todo alumno tiene de adquirir las herramientas necesarias para comprender el mundo desde una perspectiva transcendental e integradora.

La inexistencia de un Pacto de Estado hace que la educación vuelva a estar sometida a los vaivenes ideológicos de los partidos de turno, en este caso del PSOE y Unidas Podemos, que intentan arrinconar la asignatura de Religión rebajando su carácter académico.

La Plataforma señala que esta asignatura se imparte en Europa de modo estable y regular, con una carga lectiva semanal digna que permite su estudio normalizado. Una vez más, el Gobierno evita fijarse en Europa o en los países que tienen un alto grado de éxito escolar, como es el caso de Finlandia, Dinamarca, Austria, Bélgica, Luxemburgo, Suecia, Reino Unido o Alemania.

#ReliEsMas propone que la asignatura de Religión esté presente en el marco escolar sin tensiones, posibilitando así a los padres el ejercicio de su derecho a educar a sus hijos conforme a sus propias creencias y convicciones. Es necesario pues habilitar una solución de consenso que permita la posibilidad de elegir libremente esta asignatura, con una carga lectiva digna y con una asignatura alternativa de carácter académico, con el valor de la evaluación como criterio pedagógico imprescindible y que sea computable para la media y el acceso a becas.

En el nuevo paradigma al que nos conduce el COVID-19, las grandes cuestiones existenciales vuelven a adquirir carta de ciudadanía: el sentido de la vida, del sufrimiento, de la muerte, la dignidad de la persona, la solidaridad, el bien común… Todas esas preguntas adquieren respuestas desde las propuestas antropológicas y éticas ofrecidas en la asignatura de Religión desde sus diferentes perspectivas confesionales.

20 de mayo de 2020

Secretaría Técnica de Enseñanza

Obispos del Sur de España

Campaña de matriculación: Recomendaciones para realizarla

CAMPAÑA DE MATRICULACIÓN EN LA CLASE DE RELIGIÓN EN LAS DIÓCESIS DE ANDALUCÍA 2020
SER LUZ PARA EL MUNDO: APÚNTATE A CLASE DE RELIGIÓN CATÓLICA

INSTRUCCIONES PARA EL PROFESORADO

¿Cómo realizar la Campaña de matriculación en clase de Religión en esta situación?
Seamos CREATIVOS. Utilicemos todos los medios telemáticos para promover la opción de la clase de Religión.
En Andalucía somos unos 3500 profesores de Religión Católica. Si diseñamos conjuntamente una ESTRATEGIA de difusión, podremos llegar a la opinión pública y a cada padre/madre, alumno/a,…
Cada semana recibiréis de la Delegación Diocesana correspondiente información e instrucciones concretas.
1. Materiales que se ponen a disposición:
  • Cartel de FANO para este año para las redes sociales y para trabajarlo con los alumnos.
  • Carteles/fotos con las frases del cartel de Fano para infantil y primaria y secundaria, dos cada semana.
    • Las recibiréis todas la primera semana de la campaña para que las podáis trabajar con los alumnos.
    • Para la distribución por las redes sociales, habrá unas fechas que se irán avisando con anterioridad. Será algo progresivo.
  • Imágenes y mensajes desde la Comisión de CEE, alojadas en: http://meapuntoareligion.com/ y sobre todo en su espacio de Facebook: https://www.facebook.com/MeApuntoAReligion/
  • Videos proporcionados por la Secretaría Técnica de Enseñanza de los Obispos del Sur.2. Acciones a realizar por el profesorado con estos materiales:2.1. En redes sociales.
Utilizando nuestras páginas webs, blogs, Facebook, Twitter, Instagram, Whatsapp, etc. para la difusión de la campaña.
Que nuestra creatividad nos haga crear alguna palabra o frase animando (se puede utilizar el lema de la campaña en rojo al comienzo de estas instrucciones) y enviando la imagen o video que corresponda, con un “hashtag” concreto, que serán en nuestro caso los siguientes:
#RELIenelSUR y #ReliEsMas
Para que tenga una incidencia de lectura, por ejemplo, en Twiter, es importante que no solo “retwitteemos”, sino que añadamos una palabra o frase al “retweet”.
En Twitter, concretamente, lo haremos los jueves en la franja horaria de 12,30 a 12,45, a fin de incidir en la tendencia de esta red social.
Los jueves fijarán el periodo de trabajo semanal.
2.2. Con los alumnos:
1) Los materiales de Fano, son susceptibles de ser enviados en muchos formatos: Para colorear, para explicar el cartel, para crear frases slogan…etc.
2) La creatividad de cada uno, hará un diseño de actividad para enviar en los meses de mayo, junio y primera semana de julio, a los alumnos, en las plataformas, correo electrónico, o lo que estemos utilizando en esta situación “online” del proceso de Enseñanza y Aprendizaje.
3) En Secundaria y Bachillerato, podemos diseñar una movilización con los alumnos/as en redes sociales. Y si coincidieran con nuestra franja, imaginaos la incidencia que podemos tener.

Esto no agota la creatividad y podéis llevar adelante las acciones que creáisconveniente para el éxito de la campaña.

CARTELES

 

OTRAS IMÁGENES FANO-TEXTOS:

01-Paz

OTRAS IMÁGENES-TEXTOS:

11-Paz

Descarga aquí TODO EL MATERIAL CAMPAÑA MATRICULACIÓN 2020

« Entradas anteriores