Desde la Diócesis de Málaga se recuerda que la asignatura es de oferta obligatoria en los centros, pero voluntaria para los alumnos

Carmen Velasco sostiene el cartel de la campaña de Religión junto a otros miembros de la Delegación. sur/

Carmen Velasco sostiene el cartel de la campaña de Religión junto a otros miembros de la Delegación. sur

Desde la Diócesis de Málaga se recuerda que la asignatura es de oferta obligatoria en los centros, pero voluntaria para los alumnos

A principios del mes de junio se abre el plazo de matriculación para el alumnado de segundo ciclo de Educación Infantil, Educación Primaria y Educación Especial; y a principios de julio, el de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato. Ante estas fechas, la delegada de Enseñanza de la Diócesis de Málaga, Carmen Velasco, recuerda a los padres que «la ley reconoce que la asignatura de Religión es voluntaria para los alumnos, pero de oferta obligatoria para los centros escolares. Por lo tanto, nadie puede obligar a elegir Religión; ¡ni a no elegirla!».

Carmen Velasco, delegada de Enseñanza, destaca varias ideas de esta campaña. En primer lugar, «el derecho que tienen los padres a elegir el tipo de formación que quieren para sus hijos, pues son los responsables de su educación; el Estado, los gobiernos, deben hacer posible que este derecho se pueda ejercer. Por eso, la ley reconoce que la asignatura de Religión es de oferta obligatoria para los centros escolares y voluntaria para los alumnos».

«No mide la fe»

Es más, «la clase de Religión no mide ni evalúa la fe; la fe es un don del Señor que nosotros, los que tenemos la suerte de tenerla, hemos de cuidar y solo Él sabe y conoce el corazón de cada persona. La clase de Religión mide los conocimientos que el currículo desarrolla y sí, nos acerca a la persona de Jesús de Nazaret, a la Iglesia, al diálogo con otras religiones, a la historia, a la cultura y al arte, a los valores cristianos, muchos de ellos compartidos con todos los hombres de buena voluntad del mundo».

El dibujante Patxi Fano ha sido este año el encargado de realizar el cartel para ilustrar de forma atractiva la matriculación en la asignatura de Religión. En torno a la palabra fe, destacan la F de familia y la E de escuela.

El artista explica que la asignatura de Religión une familia y escuela, fe y educación, y que abre las puertas de la escuela a una educación integral.

Fuente: diariosur.es